Con acto en La Elvira, Cauca, avanza el cumplimiento del nuevo cronograma de implementación

Slide_dejacion-de-armas

14 de junio 2017

EnLa Elvira, Cauca, hoy 13 de junio, se llevó a cabo la dejación de armas individuales y la entrega de certificados y acreditaciones a excombatientes de las FARC de la Zona Veredal Carlos Patiño. El acto, con el cual se avanzó en el 60% del proceso –el 07 de junio las FARC completó el almacenamiento del primer 30% de armas en los contenedores de Naciones Unidas–, contó con la intervención central de Jean Arnault y Pablo Catatumbo. El jefe de la misión de la ONU en Colombia expresó que la política sin armas es el mejor símbolo de que un acuerdo de paz que generó expectativas se está cumpliendo, “la marcha de las FARC-EP a la dejación de armas es símbolo de este proceso”, dijo Arnault. Por su parte, el líder de las FARC señaló que este acontecimiento es tan sólo uno de los compromisos mutuos por cumplir y que acabar una guerra de 53 años es la mejor noticia para Colombia, “con este acto las FARC aspiramos mostrarle al país y al mundo que queremos escribir la historia de la paz”, dijo Catatumbo.

Precisamente, el 29 de mayo la CSIVI publicó el nuevo cronograma de implementación en el cual el Gobierno y las FARC acordaron, entre otras cosas, que del 01 al 20 de junio todos los integrantes de la guerrilla harán la dejación de armas y el tránsito a la legalidad, y a más tardar el 01 de agosto las Naciones Unidas extraerán los contenedores de las ZVTN, además, hasta el 01 de septiembre se deberá extraer el armamento y se destruirá el material inestable contenido en las caletas. Pero también que el gobierno se compromete a tomar todas las medidas necesarias para asegurar la aplicación de la amnistía y la libertad condicional de los excombatientes; suspender las órdenes de captura de los integrantes de las FARC luego de la dejación de armas y el tránsito a la legalidad, hasta que la JEP aclare su situación; y expedir los decretos ley relacionados con el Sistema Integral de Seguridad para el ejercicio de la política y la Unidad Especial de Investigación de la Fiscalía (ver pazografía nuevo cronograma de implementación).

Estaba prevista la asistencia al evento del presidente Juan Manuel Santos, los miembros de la Comisión de notables, integrada por los expresidentes José Mujica, de Uruguay, y Felipe González, de España, y algunos miembros del Secretariado de las FARC, quienes cancelaron el viaje a último momento debido al mal tiempo. Sin embargo, desde la base aérea de Cali esta delegación observó la transmisión del acto y posteriormente sus miembros expresaron las reacciones sobre el acontecimiento.  

Juan Manuel Santos calificó la imagen –los observadores de la ONU llevando el armamento de las FARC– como un paso muy importante, un hecho histórico que debe destruir la desconfianza, y pidió seguir mostrando esos actos concretos de paz a Colombia. El vicepresidente Oscar Naranjo agregó que el país está registrando la tasa más baja de homicidios en los últimos 40 años y resaltó que en lo corrido del año solo hay 16 muertes por minas antipersona mientras que en 2006 hubo 1300, datos históricos que representan el fin del conflicto. Felipe González mencionó que la paz es la condición necesaria pero no la condición suficiente para construir la democracia, el desarrollo y la justicia social, pues esta última depende de la participación activa de todos. Pepe Mujica referenció la importancia de la política para avanzar como sociedad, “Colombia es un laboratorio de la historia, por favor no lo hagamos fracasar”, dijo Mujica. Por su parte, Iván Márquez destacó que pese a los obstáculos existe voluntad y decisión política de las partes, “si hemos venido a la política es para quedarnos, para influir en ella, para transformarla. Vamos de las armas a las palabras”, dijo Márquez.

Pese a las dificultades, este hecho, sin duda histórico para la paz de Colombia, muestra el total compromiso de las partes por cumplir con lo acordado, la importante labor del acompañamiento internacional, el avance de la implementación y el inicio de lo que será el proceso de reintegración y el tránsito a la participación política legal de las FARC.